CIRCO MAROMA Y TEATRO

DISERTACIÓN SOBRE LOS HIJOS CON EL AMIGO TONY,

PRIMERA DE DOS PARTES

-No, mi amigo tony,- le contesto, cuando la platica entró en el terreno de los hijos, cuando los hijos nacen y mas los de uno, nace el amor. El amor paterno. El de la sangre. El de la vida. Ese amor sublime que no está sujetos a medidas ni a magnitudes. Ni a distancias. Ni a tamaños. Y cuando nacen los hijos mi hermano. A partir de ese amor se construye todo. Tu lo has de saber, eres papá. Lo soy yo. O lo fuimos, tal vez. Nuestros hijos son un proyecto. Un gran proyecto. Es como el principio y el fin. Es lo mas grande que pueda haberse concebido. Es como una bandera que traes en la mano levantada. Entonces, morro, cuando nacen los hijos. después del nacimiento de tus hijos, después de ahí no hay nada. ¿Me explico brother?

Entonces carnal, a partir de que tú sabes que ellos son una bandera, un estandarte, es lo que te provoca a seguir adelante, te ayuda a no rendirte, sobre todo te ayuda a ser mejor. Un papá lo que pretende con los hijos es ser un ejemplo, porque ellos son tu motor, Son tu seguridad. Son la confianza de lo que estas haciendo. Con tus hijos ves hacia el sol, pero también ves hacia la oscuridad. Son tu aire en los pulmones. Son tu tranquilidad y al mismo tiempo tu intranquilidad. Son todo….

Pero de repente te das cuenta que a partir de que eres papá, que ellos son precisamente los que han influido en ti. Es al revés la cosa. Porque han sido ellos los que han influido en tu vida. En tus cambios, por el mismo cariño y respeto que te imponen. Y cuando llega el momento de una separación, como todas. Aunque hay de separaciones a separaciones y las que se sienten son las separaciones inesperadas. Esas donde tus hijos no tiene vela en el entierro. O donde llega la muerte sin quererlo, Sin esperarla. Y ahí es donde todo te parece injusto. Todo te parece ilógico, porque ese tipo de separaciones no tenían cabida en el proyecto de vida que te haces a partir del nacimiento de tus hijos.

Y no parece justo cuando se trae la bandera en la mano levantada, porque esa bandera la traes todo el día y todos los días, que no se ensucie y que en las noches la doblas, la mantienes limpiecita y duermes con ella. Porque eres el ejemplo para tus morros. Y en los aciertos y en las victorias. Entonces piensas: como puede darse una separación inesperada con los hijos. Se siente como que el mundo se hunde. La tierra se mueve. Se mueve y se cambia el sentido del espacio. Se pierde el equilibrio. La gravedad. La inercia. Se pierde el sentido del ser. Del hombre. De un chingo de cosas. De un putamadral de proyectos….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *