GUAYMAS ¡ BAH !

LA ACTUALIDAD GUAYMENSE

La tragedia de Guaymas es que nadie ofrece una salida clara frente al desastre. Las opciones y alternativas están en un vacío que nadie llena, mientras todos pasean la guillotina para acabar con el contrario. Todos saben decir no, pero nadie dice para donde si. Es un momento extraño: no existen las derechas, las izquierdas ni los centros, sino la caricatura y la comedia. Guaymas es un enorme atole con el dedo, como lo es nuestro país también.

La clase política hoy, o la que se ostenta como tal, al igual que la de ayer, es incapaz de ofrecer un mínimo de orden y, por tanto, todos los poderes y los partidos políticos guerrean entre si para acusarse de todo y no responsabilizarse de nada. Los que nos prometieron un cambio nos llevan al desastre y ahora regresan, teniendo como fuerza el fracaso. Todos esperan el estallido redentor, pero nadie quiere perder el subsidio, la beca o la despensa que tiene.

Los valores son los mas escasos en nuestra país que tenemos, las oficinas de palacio municipal dan miedo y risa. Las plazas están amenazadas por el terror sin rostro. Estamos inmersos en una guerra por la disputa entre las disyuntivas reales de un narco-estado, derivado del gran negocio que impone la ilegalidad y la fuerza del mercado. Lo único organizado en el país es el crimen. La política no. La economía tampoco, ni los eventos deportivos ni culturales. Nada.

Somos un municipio que carece hasta de la dignidad para reconocerlo. Somos miserables el no reconocerlo. Guaymas está en un abismo… y todavía festejamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *