DESAYUNO DOMINICAL

El café negro con dos de azúcar

…Y se fue enero y con el la promesa de iniciar una campaña de rehabilitación de las calles y avenidas de la ciudad. Promesa incumplida, llena de mentiras que solo hay que agregar a una de tantas que han hecho a lo largo del tiempo que lleva gobernando la 4T en Guaymas.

Es increíble que de sus mismas declaraciones hayan salido palabras de que solo hacia falta el dictamen técnico y para la segunda o tercer semana de enero iniciaba , tanto, la rehabilitación como el bacheo. Dicho esto, por el titular de la dirección de infraestructura urbana y confirmado con la declaración de la tesorera, que el dinero ya estaba y que solo estaba esperando el dictamen técnico. Coincidiendo incluso los dos funcionarios municipales que era una urgencia de la presidente municipal. De nada sirvió la exigencia de la alcaldesa. Simple y sencillamente no cumplieron. Yéndose, tales declaraciones al cesto de la basura donde habitan tantas y tantas mentiras de este gobierno.

Un taco de cochinita y otro de chicharrón en salsa verde.

Enero, un mes largo, no por los días, sino por los días hábiles que lo constituyeron, fue otro mes perdido , pues el gobierno municipal no hizo nada, excepto andar entregando obras que no fueron ni gestionadas por este gobierno, y con un paquete de mentiras , corruptelas e ilegalidades a flor de piel. Este mes, violentaron la ley, con el nuevo nombramiento de la titular de protección civil al no cumplir con los requisitos esenciales que las leyes, federales y estatales le imponen para poder serlo. Esto, a partir de que el anterior titular fue cesado por perdida de confianza, es decir, por vender material que el gobierno federal y estatal entregaron de los recursos del fonden.

En efecto, para ser titular de protección civil, que en el organigrama de la protección civil, éste es considerado el secretario técnico del comité de protección, tiene que tener conocimiento para tal función, además debe de cumplir con las certificaciones que tanto, la escuela nacional de protección civil como el Ayuntamiento deben de concederle. Situación que a la alcaldesa Sara Valle, se pasó por alto y la impuso, aún cuando no cumplía con los requisitos, dicho y declarado por ellos mismos, como por la critica ciudadana con el que fue recibido tal nombramiento.

Otra mancha mas al tigre, Dice el viejo y conocido refrán, en eso de impiner ilegalmente a un funcionario. Característica esencial de este gobierno que encabeza Sara Valle.

Otro taco de cochinita y uno de barbacoa.

Otra ilegalidad, por no llamarle barbaridad antidialectica es el asunto de la renuncia como regidor del nefasto secretario del Ayuntamiento Arturo Lomelí Cervantes, y su posterior licencia a la misma regiduria. Cosa increíble de este Ayuntamiento, es decir, de la presidente municipal sindico procurador y regidores, a excepción de tres, el hecho de aprobar primero la renuncia de Lomeli Cervantes como regidor y una vez aprobada la renuncia, le otorgan licencia como regidor para que siga como tal. En que escuela de la administración pública se establece eso

Pero mas allá de la ilegal y antidialectica votación, la ley a sido de nueva cuenta violada, partiendo de que el seudo secretario la ley de exige una causa justificada para sus licencias y la fundamental es que sea por una causa ajena a la administración publica, cuando en las veces anteriores debió haberse otorgado tal licencia pero sin tener nada que ver con la administración.

Eso es motivo de un juicio político contra todos y cada uno de los que votaron por esas aberraciones ilegalidades.

Una coca cola de vidrio

En Empalme están igual o peor. Ahí el abusivo pantico, quien se ostenta como presidente municipal, no solo roba recursos públicos, sino que además comete delito de lesa humanidad al ordenar a la dependencias municipales «arrebatarle» unos niños a su madre, aún cuando había una sentencia judicial que le otorgaba la custodia a la madre.

La regidora Eva Alicia Ramos, regidora del partido MORENA, y además abuela de los niños, usando el trafico de influencias, pidió el favor al presidente para que le ordenara a la cónyuge del pantico que se constituyera el DIF y le quitara los niños a la madre. Donde intervinieron funcionarios de esa dependencia municipal como la trabajadora social y el sub procurador de la defensa del menor y la familia.

Independientemente del conflicto personal de la madre de los niños con la familia paterna de los menores, es evidente que el trafico de influencias por parte de la regidora y ademas un conflicto de interés por parte de la trabajadora social, pues ella es nada menos que consuegra de la regidora, bajo ningún motivo o circunstancia debieron haber actuado.

El desempance

Así las cosas en estos gobiernos emanados de la 4T , quienes engañaron al electorado prometiendo ser diferentes y han resultado todas unas «fichitas» en materia de corrupción, ilegalidades y nepotismo, características muy distintas a lo que dijeron ser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *